¿CÓmo describirÍas tu tipo de piel?

NORMAL: Naturalmente hidratada, suave y sin oleosidad aparente.
SECA: Opaca, sin brillo, con tendencia a la descamación.
MIXTA: Oleosa en la zona de la T (frente, nariz y mentón) y normal en el resto del rostro.
GRASA: Aspecto brillante con poros dilatados y predisposición a puntos negros y acné.